Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
26 MARZO 2017 | ACTUALIZADO 11:11
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
EMILIO J. CÁRDENAS

Elecciones presidenciales en Venezuela: en la cuenta descendente
Apenas iniciada oficialmente la corta campaña electoral para las elecciones presidenciales del próximo 14 de abril, las noticias no son demasiado buenas para el oficialismo. El "chavismo sin Chávez" ha estado aparentemente perdiendo parte de la ventaja que tenía hasta no hace muchos días
Actualizado 4 abril 2013  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   3
Emilio J. Cárdenas   
En obvia contrapartida, la oposición parece haber crecido en la intención de voto de los encuestados.

En efecto, si los resultados electorales del mes de octubre del año pasado permitieron entonces a Hugo Chávez derrotar a la oposición unificada por un 10,7%, hoy ese margen sería ahora  bastante menor: apenas unos ocho puntos.
 
Todavía amplio, a favor de Nicolás Maduro. Pero la tendencia ahora le juega en contra. Esto ha sido confirmado por una encuesta reciente de “Datin Corp.” encargada por el propio “chavismo sin Chávez”, según sostiene el conservador diario español “ABC”. 
 
El “Partido Socialista Unido de Venezuela”, liderado por Nicolás Maduro, tiene hoy un 45% de intención de voto. Lo que lo pone por debajo del 50% por primera vez desde la muerte de Hugo Chávez. Henrique Capriles, cuya popularidad está en ascenso, tiene una intención de voto del 37%. Hay todavía un 11% de indecisos y un 7% que ya manifiesta que no irá a depositar su voto.
 
Esto proyecta algún nerviosismo a las filas del oficialismo. Si la encuesta está en lo correcto (y en Venezuela esto no es fácil de asegurar), ya no habría tanta diferencia entre ambos candidatos. Ocurre que Maduro no termina de generar la confianza en la gente de la que gozaba Chávez entre los suyos. Quizás porque se acaba de hacer público que es bastante más que un “simple colectivero o camionero devenido sindicalista”, como pretendía. Desde que ahora se sabe -con certeza- que, en su juventud, hizo estudios de ciencia política en la Cuba comunista. Y que, desde entonces, integró sus cuadros, lo que explica el amplio e incondicional endoso que Maduro ha recibido inmediatamente del régimen castrista.
 
Por lo demás, su gestión de la información cuando la enfermedad terminal de Hugo Chávez es reprobada por los venezolanos, que se saben engañados. Un 64% de ellos manifiesta claramente que “no fue informado correctamente” (como hubiera deseado) sobre el estado de la salud del ex presidente.
 
A estar a los datos antes mencionados, Henrique Capriles sigue siendo un rival de cuidado. En sus distintas apariciones públicas, su enorme popularidad es llamativa y evidente. El lunes pasado, cuando participó en una caminata contra la inseguridad, las calles se llenaron de inmediato de gente que lo aplaudía. Ocurrió en Altamira, en el Gran Caracas.
 
Capriles, candidato y Gobernador del estado de Miranda, apareció como le gusta: trotando enérgicamente. Con un paso difícil de seguir. Pero allí estaba, rodeado de una multitud harta de la violencia, tema angustiante que se ha transformado en el “caballito de batalla” electoral de Capriles. Al que Maduro responde que no hay tal cosa como inseguridad en Venezuela. Con su “relato” entonces. Lejos de la verdad, por cierto. La audacia de Maduro es conocida. Un buen ejemplo de ella fue su intento, en plena palacio de gobierno de Asunción, Paraguay, de insubordinar a las fuerzas armadas de el país que visitaba, cuando la destitución del ex presidente Fernando Lugo, por parte de los demás poderes de gobierno del Paraguay.
 
Venezuela, pese a todo, irá pronto a las urnas. Para, entre otras cosas, elegir allí entre la vida y la muerte, como suele decir Capriles. Guste o no, así será.
 
Ya hay marchas masivas con fines electorales. Como aquella contra la inseguridad en la que -de pronto y sin custodios- apareció Capriles se están organizando en otras 19 ciudades de Venezuela. Y la convocatoria es fuerte. Y nada es casual. El año pasado solamente, hubo más de 16.000 homicidios en el país caribeño. Casi 44 por día. Casi 2 por hora. Casi uno cada media hora. De horror.
 
Caracas es, por ello, la tercera ciudad más violenta del mundo. Superada sólo por San Pedro Sula (en Honduras, capital mundial de las violentas “maras”) y por Acapulco (en México, como consecuencia del tráfico de drogas).
 
La elección que se aproxima es ya tremendamente despareja en términos de propaganda. Desequilibrada. Groseramente torcida en favor de Nicolás Maduro. Desde que se inscribieron ambos candidatos, Maduro, el llamado “presidente encargado” sin que haya norma legal alguna que hubiera confirmado ese título, gozó de nada menos que 46 horas de “aire” (esto es, de 2.760 minutos) sólo en  el canal oficial de televisión. Capriles, de apenas un minuto. Apenas eso. Nada, entonces.
 
Capriles se apresta ahora a denunciar formalmente ante el Consejo Nacional Electoral (dominado por el “chavismo”) un supuesto plan militar, en función del cual los militares de su país transportarán a los votantes “chavistas” a las urnas el próximo 14 de abril, lo cual, de concretarse, supondría una abierta y flagrante violación a la posición de neutralidad política que les asigna expresamente la Constitución venezolana.
 
Mientras tanto, hay versiones que hablan de un pretendido “Plan Stalin” para desconocer los resultados de las urnas si éstos fueran desfavorables para el oficialismo.
 
La marcha hacia el 14 de abril ha comenzado. Como se presumía, no será seguramente una elección limpia, desde que el oficialismo goza de todas las ventajas del poder y las está utilizando mientras cercena las posibilidades de que el mensaje de Henrique Capriles se difunda más allá del “boca a boca” que suponen los actos masivos y el “puerta a puerta”, para el cual la juventud universitaria parece haberse volcado a favor de Capriles. Como cuando el referendo constitucional en su momento propuesto por Chávez fuera claramente derrotado por el pueblo venezolano, en gran medida por la oposición de la juventud al mismo.
 
 
 
 
Emilio J. Cárdenas
Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.
 
 Otros artículos que te pueden interesar
Derechos Humanos como vía de control social
Con la proliferación de "derechos humanos" los Estados tienen una justificación inmejorable para asumir cada vez más roles dentro de la sociedad.
Europa, la historia de un gran éxito
Al cumplir 60 años, la Unión Europea necesita reparaciones profundas y cambios estructurales.
El síndrome Poncio Pilato
En esta nota periodística tomo el caso para elaborar sobre la responsabilidad individual
Honduras o el grave error de la reelección
En toda Iberoamérica la reelección política casi siempre se ha considerado un inconveniente en aras de las reformas de las sociedades.
Anatomía del racismo
El racismo, es cierto, aumenta notablemente en el mundo.
AHORA EN PORTADA | Ver  
Europa, la historia de un gran éxito

Al cumplir 60 años, la Unión Europea necesita reparaciones profundas y cambios estructurales.
El gasto en sanidad per cápita de la OCDE

El gasto en salud por persona en EE. UU. fue el mayor de la OCDE en 2015.
Los cultivos de coca y marihuana se expanden en Colombia

A las áreas de cultivo de coca, hoy en expansión en el país sudamericano, se suman las de la marihuana, aunque estas con la bendición de Bogotá.
Las diez páginas web más visitadas del mundo (y Google no es la primera)

Las dos primeras páginas suman casi la mitad de la población mundial.
La paradoja del poder alemán, un estudio sobre la ambigüedad germana

La obra de Hans Kundnani es fundamentalmente un estudio de la política exterior y de la identidad nacional alemana desde finales del siglo XIX hasta ahora.
ARCHIVO
MARZO 2017

La imagen de Andrés López Obrador crece, gracias a Donald Trump

Cuba: la huelga de los "boteros"

Nicolás Maduro agrede constantemente a Mauricio Macri

Hay heridas profundas que tardan en cerrar
FEBRERO 2017

¿Quiénes liderarán el mundo en el 2050?

En Ecuador puede haber una sorpresa electoral

Venezuela, paso a paso, cada vez más cerca del totalitarismo

"No hay peor sordo que el no quiere oír"

La investigación del atentado terrorista contra la AMIA se acerca a Cristina Fernández de Kirchner

Ver posts de otros meses

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (5 artículos)

OCTUBRE 2016 (6 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (6 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (7 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (5 artículos)

MARZO 2016 (5 artículos)

FEBRERO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (6 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (5 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (5 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (5 artículos)

FEBRERO 2015 (5 artículos)

ENERO 2015 (4 artículos)

DICIEMBRE 2014 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (4 artículos)

OCTUBRE 2014 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (6 artículos)

AGOSTO 2014 (6 artículos)

JULIO 2014 (4 artículos)

JUNIO 2014 (7 artículos)

MAYO 2014 (5 artículos)

ABRIL 2014 (7 artículos)

MARZO 2014 (6 artículos)

FEBRERO 2014 (4 artículos)

ENERO 2014 (4 artículos)

DICIEMBRE 2013 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (4 artículos)

OCTUBRE 2013 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (4 artículos)

AGOSTO 2013 (4 artículos)

JULIO 2013 (5 artículos)

JUNIO 2013 (4 artículos)

MAYO 2013 (4 artículos)

ABRIL 2013 (6 artículos)

MARZO 2013 (5 artículos)

FEBRERO 2013 (4 artículos)

ENERO 2013 (5 artículos)

DICIEMBRE 2012 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2012 (4 artículos)

OCTUBRE 2012 (5 artículos)

SEPTIEMBRE 2012 (4 artículos)

AGOSTO 2012 (5 artículos)

JULIO 2012 (4 artículos)

JUNIO 2012 (5 artículos)

MAYO 2012 (4 artículos)

ABRIL 2012 (5 artículos)

MARZO 2012 (4 artículos)

FEBRERO 2012 (4 artículos)

ENERO 2012 (5 artículos)

DICIEMBRE 2011 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2011 (5 artículos)

OCTUBRE 2011 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2011 (2 artículos)

JULIO 2011 (3 artículos)

JUNIO 2011 (4 artículos)

MAYO 2011 (5 artículos)

ABRIL 2011 (4 artículos)

MARZO 2011 (4 artículos)

FEBRERO 2011 (4 artículos)

ENERO 2011 (3 artículos)

DICIEMBRE 2010 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2010 (2 artículos)

OCTUBRE 2010 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2010 (4 artículos)

AGOSTO 2010 (4 artículos)

JULIO 2010 (5 artículos)

JUNIO 2010 (5 artículos)

MAYO 2010 (4 artículos)

ABRIL 2010 (4 artículos)

MARZO 2010 (5 artículos)

FEBRERO 2010 (4 artículos)

ENERO 2010 (6 artículos)

DICIEMBRE 2009 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2009 (4 artículos)

OCTUBRE 2009 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2009 (5 artículos)

AGOSTO 2009 (2 artículos)

JULIO 2009 (4 artículos)

JUNIO 2009 (3 artículos)

MAYO 2009 (4 artículos)

ABRIL 2009 (3 artículos)

MARZO 2009 (4 artículos)

FEBRERO 2009 (4 artículos)

ENERO 2009 (5 artículos)

DICIEMBRE 2008 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (5 artículos)

OCTUBRE 2008 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (4 artículos)

AGOSTO 2008 (4 artículos)

JULIO 2008 (4 artículos)

JUNIO 2008 (4 artículos)

MAYO 2008 (5 artículos)

ABRIL 2008 (3 artículos)

MARZO 2008 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2006 (1 artículos)

 VENEZUELA
Venezuela, después de Chávez
La dictadura venezolana ha pretendido convertir el cuarto aniversario de la muerte de Hugo Chávez (sí, cuatro años ya) en una experiencia mística.
Tareck El Aissami: el delegado de Hezbollah que puede ser presidente de Venezuela
El vicepresidente de Nicolás Maduro, acusado de narcotráfico internacional por los EEUU, habría entregado decenas de pasaportes venezolanos a miembros del grupo terrorista
Venezuela, paso a paso, cada vez más cerca del totalitarismo
mientras los padecimientos cotidianos de los venezolanos los tienen empantanados en la angustia y sumidos en la desesperación, el autoritarismo del régimen marxista se está transformando, a la vista de todos, en totalitarismo
"No hay peor sordo que el no quiere oír"
La oposición venezolana acaba de abandonar, para siempre, la la llamada "mesa de diálogo" con el gobierno de Nicolás Maduro.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Derechos Humanos como vía de control social
Nicolás Maduro agrede constantemente a Mauricio Macri
Populismo en Argentina: ¿se elimina cambiando la oferta o la demanda?
Los cultivos de coca y marihuana se expanden en Colombia
Las diez páginas web más visitadas del mundo (y Google no es la primera)

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS