Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
21 JULIO 2017 | ACTUALIZADO 12:41
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
  Para enviarnos tu carta al director utiliza nuestro formulario
Una ley débil
Martín Martínez Martínez

Aunque la ley del referéndum es frágil, el ruido que hacen los impulsores es fuerte. Se dice que políticamente es muy débil, pues, en este tema, dentro del gobierno hay poca unidad. Y por lo tanto, poca fuerza. Lo decimos, por los cesados y por los que han dimitido. Se dice que jurídicamente es muy débil, pues, ni se ajusta a la constitución, ni en el estatuto. Ni a la normativa internacional. Se dice que socialmente también es muy débil, pues, mucho menos del 50 de los ciudadanos catalanes, piensan que lo que dice la mencionada ley se pueda hacer.(..).

Cómo puede ser que una ley tan débil, pueda ir acompañada de tanta gesticulación agresiva. El director de un diario de mucha tirada, decía recientemente una frase que me gustó mucho: En esta confrontación entre el gobierno catalán y el central, vemos claramente la adrenalina de la prisa, el vértigo y el mareo y las endorfinas del poder.
Dicho esto, no puedo evitarlo!. Lo siento!. Expondré una metáfora que oí hace unos días: Dentro del gobierno catalán, se está fumigando fuerte, muchas personas están cayendo. La idea de la consulta ilegal no sucumbirá. Aunque en el ecosistema nacionalista tenía y tiene aún, muchos enemigos.
¿El aceite de palma?
Domingo Martínez Madrid


En las últimas semanas, ha cobrado fuerza el debate acerca del aceite de palma, centrado especialmente en los aspectos nutricionales de esta materia prima. En el trasfondo de la polémica, se encuentran cuestiones tan diversas como las económicas, sociales, políticas y medioambientales, por citar sólo algunas, además de estudios, a distintos niveles de confirmación científica, sobre su valor nutricional.

Pienso que mezclar opiniones con datos científicos no es la mejor manera de generar en la sociedad una visión objetiva del tema.


Coherencia
Juan García.


La mayor parte de los problemas de Fe, no son tales....la mayor parte de las veces son problemas de coherencia, de acomodo a las propias malas inclinaciones...se puede vivir en la mentira un tiempo, pero no demasiado...

A poco que uno converse con personas alejadas de la fe católica, se da cuenta de que fe, lo que se dice fe, todos tienen. Creen en la vida extraterrestre, en la reencarnación, en el
más allá Las revistas sobre esoterismo y ocultismo se venden bien. Nadie cree en fantasmas, porque la palabra nos recuerda a esos ectoplasmas cubiertos de una sábana con que nos asustaban de niños, pero si habla usted de espíritus se sorprenderá del interés que suscitan. Por no hablar de lo concurridos que andan algunos foros de espiritismo

Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas. También en tiempos del Señor creían los hombres en fantasmas. Y, ante los milagros obrados por Jesús, optaban por creer que se trataba del espíritu errante de un profeta. Todo, menos creer que era Dios mismo quien venía a redimirlos.

Ahí es donde radica el problema. Creer en algo más allá de lo visible es fácil, y compromete poco. Pero creer que Dios se acerca a ti compromete demasiado. Te obliga a cambiar de vida. Ése, y no otro, es el verdadero motivo por el que los hombres se alejan de la Iglesia.



Datos económicos frente a demagogia
Jesús Martínez Madrid


La claridad de los datos sobre la economía aportados por el presidente Rajoy durante la moción de censura fue ratificada por las previsiones del Banco de España, que muestran una economía que acelera su crecimiento y desborda las expectativas más favorables. Frente a la demagogia populista los números constituyen un argumento sólido, aunque no sea el único ni el más importante.

Según el Banco de España el crecimiento del PIB llegará este año al 3,1, tres décimas más que la anterior estimación. Con toda probabilidad, este hecho supondrá una intensa creación de empleo, el aumento de la demanda interna y del consumo, la consolidación de los máximos históricos en exportación y la mejora general de la competitividad de la economía española. Son indicadores que apuntan a fundamentos más sólidos del crecimiento en comparación con épocas pasadas.


La corrupción, mal moral
Lluis Esquena Romaguera


La corrupción vuelve a ser protagonista destacada de la vida pública española. Son muchas las opiniones que se escuchan sobre la naturaleza de este fenómeno social. Algunas de ellas políticamente interesadas, dado que pretenden instrumentalizar a su favor esta lamentable circunstancia.

La corrupción carcome la vida pública y genera efectos devastadores tanto en lo referido al noble ejercicio de la política como en las relaciones de confianza sobre las que se articula el sistema representativo, base de la democracia. Acabamos de conocer dos casos más; el de Villar i el final de Blesa, en paz descanse.



Laicismo en medios intelectuales
Enric Barrull Casals


Notable eco ha tenido el acto de la asociación Europa Laica en la Universidad Complutense, en el que todos los ponentes defendieron la eliminación de las capillas y símbolos cristianos. La guinda vino en el turno de palabra cuando impidieron al catedrático de Filología Griega, Felipe G.Hernández, que expusiera su parecer contrario a lo allí se expuso.

Hizo un buen repaso de la historia universitaria que ha configurado la Europa cristiana de las libertades y el progreso. Oxford exhibe en su escudo el lema Dominus illuminatio mea; la complutense Libertas perfundet omnia luce, en su escudo con el cisne y el cordón de san Francisco, en honor a su fundador el Cardenal Cisneros; para recordar que la Iglesia es la fundadora de las universidades, del saber abierto donde no debería caber la censura ni el sectarismo. Y que ha hecho mucho más que las ideologías totalitarias del pasado o del presente por las libertades cívicas, como reza también en el Ayuntamiento de Londres Domine, dirige nos. Todo esto fue rechazado sin permitirle mantener el micrófono para acabar su intervención, que también recordaba la sentencia de marzo de 2011 del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre la presencia de crucifijos en la escuelas públicas italianas: porque reconoce la libertad religiosa, apoya la cultura europea, y sintetiza los valores de la civilización occidental.



Podemos contra Amancio Ortega
Jesús Domingo Martínez


Recuerdan? Debe hacer aproximadamente un mes de la polémica levantada por Podemos y sus afines contra las donaciones de A Ortega. En ese contexto no olvidemos que Podemos busca anular la vida social, cultural y empresarial, y convertir al Estado en único proveedor de servicios ciudadanos. En definitiva, adueñarse del tejido social, para domesticarlo, que sirva a sus intereses ideológicos y plataforma para un crecimiento en votos para su partido. Para esa estrategia, Amancio Ortega, el máximo accionista de Inditex, es un obstáculo, personifica lo que la formación podemita desea desterrar, alegando los derechos humanos y la dignidad humana.

En el Congreso de los Diputados ha intentado incluso que comparezca el empresario, alegando las condiciones laborales de alguna empresa suya en Brasil. Si algo hay ilegal en Brasil, la justicia brasileña debería actuar, pero Podemos quiere ser juez mundial. PP y Ciudadanos han impedido la pretensión de un partido que es un intento de resucitar el comunismo: todo por el pueblo sin el pueblo, para acabar en una dictadura que, a la vista de las experiencias comunistas, han generado destrucción social e infelicidad.

Todavía recuerdo con viveza la impresión que me produjo en Bratislava, la capital de Eslovaquia. toda la margen derecha del río Danubio: una larga fila de edificios fríos, iguales, fotografía de la uniformidad urbana y social que preconizaba el comunismo. Colmenas, hacinamiento. Por contraste, la margen izquierda del Danubio alberga en Bratislava una bella ciudad con historia, estilo y personalidad.

El comunismo siempre ha buscado eliminar lo que diferencia, instalar un igualitarismo que anula la libertad y la creatividad: el pluralismo les provoca alergia, pero para hacerse con el poder social y político se sirven del pluralismo real, engañando a ingenuos, acobardados o bienintencionados.


La deriva de Venezuela
Jesús D Mez Madrid



Venezuela atraviesa un momento de especial tensión política dentro de una secuencia nefasta de atropellos irresponsables de la dignidad de las personas por parte del gobierno de Maduro, que está convirtiendo a ese país en una sociedad humillada y masacrada. La séptima prórroga del estado de excepción política y económica, decretado por el gobierno bolivariano, no es más que un subterfugio para tomar las medidas arbitrarias que le permitan mantener las riendas del control político ante la explosión social en defensa de las libertades.

En estos días pasados, de forma trágica, se han seguido añadiendo nombres a la lista de los asesinados por defender la libertad: cuatro víctimas de la barbarie política de un gobierno, preso de su dinámica de mantenerse en el poder a toda costa.



¿Qué es la verdad, después de todo?
JD Mez Madrid


Expertos alertan de que cuando uno tiene sus propios hechos, este exceso de subjetividad impide construir el diálogo social.

En su informe sobre la era de la política posverdad, The Economist cita algunos comportamientos psicológicos respecto a la búsqueda del conocimiento.

Por un lado, existe la tendencia de las personas a evitar enfrentarse con los hechos que les forzarán a reflexionar más, a repensar sus argumentos (cognitive ease). Por otro, se menciona un efecto que se produce en ocasiones cuando una persona confrontada con hechos que contradicen alguna de sus creencias más arraigadas, en vez de modificar su postura, sé reafirma más en ella (backfire effect).

Viner explica las consecuencias de este tipo de fenómenos: Cuando los hechos empiezan a ser todo aquello que tú consideras que es verdad, se hace muy difícil para cualquiera diferenciar los hechos que son verdad y los hechos que no. Además, cuando la distancia entre lo que uno cree verdadero y lo que dicen los hechos se agranda demasiado, siempre se puede arreglar con la teoría conspiratoria que esté más a mano, remata The Economist.

Así, entre los mecanismos psicológicos de las personas y las acusaciones de conspiración de los políticos, la situación se ha vuelto muy difícil: Cada uno tiene su verdad y la discusión pasa a ser automáticamente imposible, se lee en el blog de la redacción de Le Monde. ¿Qué hacer entonces? En el mismo post se confía en que aún es posible recuperar la verdad empezando poco a poco, desde abajo: Es imposible explicar las causas y los efectos de un mundo complejo en frases simples, que de todas maneras estarán siempre teñidas de subjetividad. Pero todavía hay una serie de hechos, demostrables por A B, a partir de la cual se puede crear un debate.

Puede que no parezca una gran solución. O quizá se piense que ya se ha intentado otras veces. No obstante, la directora de The Guardian parece que también va en la misma línea. Para Viner, este proceso colectivo necesita de los periodistas: Mi opinión es que lo que distingue el buen periodismo del malo es el trabajo: el periodismo que la gente valora más es ese del que pueden decir que alguien ha puesto mucho esfuerzo en él. A partir de aquí, se podría empezar un camino: La verdad es una lucha. Se necesita trabajo duro. Pero es una lucha que vale la pena. M.U.


Una ejemplar lección jurídica
Enric Barrull Casals

Una ejemplar lección jurídica


La decisión del ministro Montoro, sobre la regularización fiscal decretada por el gobierno en 2012, se debió a la necesidad de equilibrar las cuentas del Estado, en un momento en el que el país se encontraba en emergencia económica y financiera heredada del gobierno Zapatero. Pero lo que ahora establece el Constitucional, con una sentencia cuyo ponente ha sido el magistrado Andrés Ollero, es que se produjo una grave abdicación del Estado y que no está permitido regularizar conductas que atentan contra el principio de solidaridad y de igualdad de todos los españoles.

A partir de ahora ningún gobierno está legitimado a poner en marcha amnistía fiscal alguna. Una ejemplar lección jurídica, de la que se derivan también consecuencias políticas.




El muñeco del guiñol
Suso do Madrid


¿Recuerdan las declaraciones de Guardiola de hace aproximadamente un mes? Cabe recordarle a él que puesto a mentir y a insultar a España y a los españoles, podría haberlo hecho con un poco más de categoría (no mucha porque tampoco hay más) y algo de ese seny que parecía tener en sus comparecencias, humildes, hipocritonas, melifluas, blandas y cortesanas, cuando era entrenador del Barcelona.

Ya que se ha prestado a ser el muñeco del guiñol cutre y destartalado de Puigdemont, de Mas, de Homs o de Junqueras, podría haber elegido un personaje menos indigno, camuflando sus mentiras con algún razonamiento que otro y aliviando sus carencias públicas con alguna verdad, aunque fuese por equivocación.

Se rumorea en Barcelona que, tras el arrebato oratorio, Guardiola estaría sopesando la posibilidad de devolver a España las primas y los dineros que gano en sus 47 partidos con la selección.

Pero ya verán como no pasa de rumor.



Regeneración moral
Jesús Domingo Martínez


A propósito de la operación judicial sobre el tema de corrupción que se está llevando a cabo en Madrid, conviene volver la atención a lo que los obispos españoles dijeron sobre la corrupción en el reciente documento Iglesia, servidora de los pobres. En él recuerdan que las prácticas corruptas derivadas de la codicia financiera y de la avaricia personal, quiebran gravemente la solidaridad y siembran la desconfianza social. Es por tanto necesaria, recuerdan nuestros obispos, una verdadera regeneración moral a nivel personal y social, y un mayor aprecio por el bien común, que sea verdadero soporte para la solidaridad con los más pobres y favorezca la auténtica cohesión social.

Esa regeneración debe nacer de las virtudes morales y sociales, y se fortalece con la fe en Dios y la visión trascendente de la existencia. La sociedad española no ganará la batalla contra la corrupción sin recuperar ese tejido de virtudes, que necesita alimentarse de nuestra mejor tradición cultural y espiritual.


Británicos: prepotencia y/o arrogancia
Pedro García


De toda la vida -y aunque no se sepa muy bien por qué- los británicos han mirado por encima del hombro a casi todo el mundo. Ese casi lo llenan los Estados Unidos y no siempre.

Los isleños han hecho bueno el chascarrillo del parte meteorológico cuando afirmaba, con todo desenfado, que el continente había quedado aislado porque en el estrecho de Calais había niebla cerrada.

Se trata de una prepotencia alimentada por el paletismo de muchos entre los que no faltan españoles- que pierden el oremus por la lengua inglesa, los anuncios con acento de las islas, las compras en Londres y hasta por los carteles en el idioma de Shakespeare.

Esa prepotencia y esa arrogancia se pusieron de manifiesto en los atentados criminales ocurridos en Londres. La policía británica, cuya actuación frente al terrorismo, dados los resultados, está más que en tela de juicio, se ha permitido martirizar a unas familias que buscaban desesperadamente, entre muertos y heridos, a sus hijos, padres o hermanos. Dilaciones, trabas para entrar en hospitales y depósitos, desplantes y tratos descorteses en aras de un pretendido protocolo y de una discreción injustificable fueron moneda corriente durante los días siguientes al grave atentado.



El componente adultescente
JD Mez Madrid


Los comportamientos infantiloides en edad madura, con esos ridículos cambios de estética permanentes, relativizando lo fundamental o huyendo de cuanto no provoque placer y sensualidad, anuncian esta llegada de la sociedad emotiva, que navega a la deriva en el proceloso océano de los sentimientos primarios. Podríamos decir que se trata de un componente adultescente en esta corriente.

Lo más grave de todo este escenario es que sobre él ha operado el populismo en las democracias en que ha tenido la desgracia de asentarse. Millones de votantes se dejan embaucar por propuestas que buscan, precisamente, apelar a los sentimientos a través de la representación de un teatro calculado con ese propósito. Existe un evidente caldo de cultivo entre quienes apoyan a estas opciones, el de los aquejados por esta emotividad irracional o buenismo pueril que se extiende desde las mesas camillas a las cámaras parlamentarias.

Menos mal, no obstante, que siguen siendo muchos más quienes mantienen al sentimentalismo en el estricto espacio que le es propio, el de la intimidad y las películas de llorar, dejando que los demás asuntos se aborden con sal en la mollera, como diría Alonso Quijano.



Empieza la carrera hacia el abismo
Valentín Abelenda Carrillo


Hace ya más de un mes que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, anunció para el uno de octubre el referéndum secesionista. No fue un acto jurídico, ha pasado un mes y todavía no hay convocatoria oficial. Este anuncio de referéndum se hace con voluntad de desobedecer la ley y en contra de lo que quiere un importante mayoría de los catalanes: según las encuestas esa mayoría rechaza un referéndum no acordado.

Desde hace meses el secesionismo catalán ha hablado y hablado. Desde el anuncio estamos en la hora de los hechos. La Generalitat tiene que comprar urnas, tiene que convocar un concurso. Tan pronto como dé el paso actuará la fiscalía, que puede dirigirse contra los órganos administrativos que desobedezcan al Tribunal Constitucional. De igual modo los funcionarios implicados pueden ser inhabilitados. Tal vez los consellers purgado pensaban en estas cosas.


Distinción entre laico y laicismo
Juan García.


Llevamos décadas sufriendo en España la manipulación sobre el carácter laico del Estado y sus instituciones. Afortunadamente hace muchos siglos que los hombres y mujeres cristianos saben distinguir en la teoría y en la práctica entre laico y laicismo, pues este último es una ideología que tergiversa la realidad de la Iglesia. Algo que ya tenían claro los primeros cristianos hasta el punto de sufrir martirio por defender la libertad de conciencia frente al Imperio, porque ya vivían la enseñanza de Jesucristo, Dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios, es decir, cumplid las leyes civiles y colaborar con los poderes como buenos ciudadanos, pero no deis al César lo que es de Dios: la libre adhesión de la persona para vivir el mandato del amor a Dios sobre todas las cosas con toda la mente, todo el corazón, y toda el alma-, y al prójimo como a sí mismos.

Parece que en la Complutense de Madrid algunos no se han enterado, viven con anteojeras y pretenden aplicarlas a sus alumnos, y también tapar la boca a quienes discrepan del pensamiento totalitario como ese valiente profesor. No pasarán pero ellos sí pasarán.



La mentira y la difamación son también una forma de corrupción
Jaume Catalán Díaz


La corrupción es una tremenda lacra contra la que deben luchar todos los partidos, pero es absurda la idea de la trama que maneja Podemos, el dibujo de que bajo el gobierno del PP sólo existe corrupción. Tampoco puede decirse que el PP no haya hecho nada por afrontar esa lacra que ha afectado también a otros partidos. Por otra parte, la mentira y la difamación son también una forma de corrupción.

Más allá del discurso refrescante del portavoz del PSOE, José Luis Ábalos, recordando las dos España que quedaron reconciliadas en la Transición, lo que importa es saber qué ha aprendido el nuevo secretario general del PSOE para configurar un partido que no necesite del radicalismo populista para presentar un proyecto de regeneración política donde no se excluya a nadie.


El hambre mata en Venezuela
Jesús D Mez Madrid


En Venezuela hay gente que tiene que ir a buscar comida al depósito de la basura. Con esta claridad se expresaba el Presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela, Mons. Diego Padrón quien ha explicado cómo transcurrió la entrevista que varios obispos han mantenido con el Papa para explicarle de primera mano lo que sucede en su país. Aclaraba el papel facilitador, que no mediador, de la Santa Sede, y se ha pronunciado sobre las intenciones políticas del Madurismo. Yo no conozco de primera mano el problema, por lo cual me fio del Presidente de la CEV.



Es importante que se garantice la libertad religiosa
Enric Barrull Casals


Es cierto que las autoridades públicas deben mostrarse neutrales ante el hecho religioso y que deben fomentar la tolerancia y el respeto mutuo, pero detrás de estos argumentos se esconde una visión muy reductiva de la laicidad. Como si el único modo de mantener la neutralidad y el respeto entre los creyentes fuera recluir el hecho religioso al ámbito privado.

El papel de la autoridad es garantizar la manifestación pública de la fe de los creyentes. Se trata de una exigencia de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (cf. art. 18). Es posible restringir este derecho en una situación excepcional, pero convertir esta limitación en un principio constitucional, constituye una discriminación a los creyentes, y en el caso de Montevideo, a los católicos.

Es cierto que a veces se han cometido horrendos crímenes en nombre de la religión, pero la solución a este problema no es prohibir a todos los creyentes expresar públicamente su fe. Es como si impidieran a todos los hinchas de fútbol exhibir sus banderas y símbolos, porque un exaltado comete un grave delito por fanatismo en el fútbol. Por cierto, si algo caracteriza a Latinoamérica es la ausencia de conflictos religiosos, siendo en esto ejemplar en un mundo convulsionado por fanáticos religiosos. Desgraciadamente no se puede decir lo mismo de los conflictos futbolísticos. Sería bueno que lo tuviera en cuenta la edil montevideana, que usó los conflictos religiosos como excusa.

Ciertamente no es necesario que se instale esta estatua en la playa del Buceo, pero sí es importante que se garantice la libertad religiosa y la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.


Los semáforos y la pancarta
Suso do Madrid


Los semáforos a favor del colectivo LGTBI de la alcaldesa de Madrid, han traído polémica y parodia. Distintos colectivos han pedido a Manuela Carmena su semáforo en favor de la diversidad y no discriminación. Desde la clase obrera, personas de raza negra hasta aquellos que han parodiado un semáforo con los gestos del famoso humorista malagueño, Chiquito de la Calzada.

Sin duda alguna, la imagen que más se está compartiendo en las redes sociales es la que aparece una familia formada por un padre, una madre, un hijo y una hija con el eslogan: Carmena, yo también quiero mi semáforo.

Este hecho contrasta con la negativa de Carmena a Poner una pancarta recordando a los victimas del terrorismo, especialmente a quienes fueron motivo de que la lucho contra está lacra diera un vuelco copernicano.


¿La tradicional arrogancia?
Xus D Madrid


Si una policía o unos poderes públicos no son capaces de mantener la necesaria reserva sobre detenciones, interrogatorios e investigaciones, al mismo tiempo que se identifica con rapidez a los asesinados o a los heridos, es que algo no funciona. Si una policía o unos poderes públicos no saben diferenciar entre la investigación para descubrir una red criminal o los autores de un atentado terrorista, del proceso de identificación y de información a las familias de las víctimas, es que algo muy grave está ocurriendo.

Y si esa situación es producto de la tradicional arrogancia y prepotencia británica habrá que recordar al maestro Matías Prats, padre, con aquello de la pérfida Albión. Por supuesto, me estoy refiriendo a el Reino Unido.




Los pobres, en el centro de la vida cristiana
Jesús Domingo Martínez


El Papa Francisco ha instituido la Jornada Mundial de los Pobres, que se celebrará por primera vez el próximo 19 de noviembre. En el Mensaje para esta Jornada, por lo que he leído hace un mes, nos invita a no amar de palabra sino con obras, puesto que el servicio a los más pobres es uno de los primeros signos con los que la comunidad cristiana se presentó en la escena del mundo.

Han sido muchas las páginas de la historia escritas por cristianos que han sabido servir a sus hermanos más pobres con el generoso ingenio de la caridad. San Francisco de Asís es, en este sentido, paradigmático. Siguiendo su ejemplo, si queremos realmente encontrar a Cristo, no podemos pensar en los pobres como los destinatarios de una buena obra de voluntariado para tranquilizar la conciencia. Los pobres son algo más, deben estar en el centro de la vida cristiana.


¿Un golpe de Estado?
José Morales Martín


Hace unos días leía en un medio una definición de golpe de Estado, me hizo gracia por que considero que todos los golpes de Estado tienen, cómo no, sus partidarios, por ello me parece interesante comentarlo.

Decía la definición Un golpe de Estado es aquella acción política o militar que, conculcando las leyes vigentes y los procedimientos democráticos busca la apropiación del poder por la bravas. Se establece de esta manera que el asalto unilateral y sectario a un territorio y a sus instituciones es siempre, se mire como se mire, guste o no guste, un golpe de Estado. Por eso la conspiración secesionista de los tres partidos actores, en Cataluña, es un golpe de Estado. La portavoz de la CUP se ha apresurado a decir que no, que no lo es.

Así las cosa, tan cierto es que unos partidos pretenden la independencia de Cataluña mediante un golpe de Estado, como que éste, su Gobierno, está obligado a evitarlo mediante la búsqueda de una fórmula política de consenso que lo desarme. Las patrias no están para que las salve nadie, sino para dejarlas en paz. A ellas y a sus hijos.


Una economía más humana
Domingo Martínez Madrid


La omnipresente crisis hizo proliferar hace unos años en España la presencia de la denominada economía social, todo ese conjunto de organizaciones empresariales (cooperativas, sociedades laborales, etc.), fundamentadas en la valoración de la persona y el entorno local por encima del capital. Se trata de esas empresas creadas y gestionadas por los trabajadores y esas otras recuperadas y salvadas de la desaparición por las plantilla de empleados, una fórmula que se hizo ciertamente común en los tiempos más duros de la regresión.

Hoy, cuando la crisis se da por superada sin que sus efectos en forma de desempleo, precariedad y exclusión se hayan disipado, la economía social mantiene su fuerza en la sociedad, estos últimos días lo he comprobado en la provincia burgalesa, donde esta fórmula económica de dimensiones humanas sigue creciendo en empresas y puestos de trabajo. Sin duda, una buena noticia.



Emulación o envidia
Jesús Martínez Madrid


Con frecuencia cuando una persona siente envidia, para disimular un poco esa emoción, tiende a pensar o a decir que es envidia buena. No se entristece por el bien ajeno, simplemente le gustaría tener aquello que no tiene. A veces se piensa, a veces se dice y, casi siempre, es una tapadera de las verdaderas pasiones, porque es muy difícil reconocerse envidioso. Pero la envidia existe, los envidiosos abundan.

Como los demás pecados capitales, la envidia es tan antigua como el pecado original y si no que se lo pregunten a Abel-, y es provocado por este. El pecado original lleva consigo un desorden en las pasiones, y lo que podría ser, sin más, alegrarse del bien ajeno, la soberbia lo convierte en comparación y tristeza. Hasta los pensadores más antiguos se han referido a esta inclinación del hombre soberbio. Los griegos representaban la envidia como una mujer con la cabeza coronada de serpientes: símbolo de ideas perversas; con la mirada torcida y sombría, reflejaba la forma equivocada de interpretar el bien ajeno. El tinte del rostro era cetrino o cenizo (Ugarte 2016).

No deja de ser sugerente que se tienda a representar al envidioso cetrino, lívido, porque la envidia, al parecer, provoca una constricción de los vasos sanguíneos. El envidioso aparece como persona osca, cerrada y triste. Lo que no está claro es si hay personas eminentemente envidiosas, o si en la mayoría de las personas hay procesos de envidia, de manera que podamos decir que pocos se salvan de tener algún momento en su vida de esa tristeza solo provocada por la soberbia de no admitir el bien ajeno.


 
AHORA EN PORTADA | Ver  
El avance del populismo desafía ahora a algunos de los países de mejor calidad institucional
México, líder turístico de Latinoamérica
Cuanto más al Sur de Europa, menos muertes por sobredosis de drogas
200 años de la muerte de Jane Austen, una de las escritoras británicas más populares
Ideales contrapuestos
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
El presidente Santos pide ayuda a Cuba para salvar a Venezuela...
El avance del populismo desafía ahora a algunos de los países de mejor calidad institucional
Irán y Corea del Norte, detrás de las fábricas de misiles y armas en Siria
Ideales contrapuestos
Murió Liu Xiaobo, el Nobel de la Paz

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS