Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
27 MAYO 2017 | ACTUALIZADO 08:14
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
  Para enviarnos tu carta al director utiliza nuestro formulario
El Tribunal y la educación diferenciada
Jesús Martínez Madrid


Una de las dos cuestiones que suelen suscitarse en torno a este modelo, educación diferenciada. Se desprende que la reciente decisión, hace dos meses, de la Junta de Andalucía de no conceder nuevos conciertos a centros de educación diferenciada resulta jurídicamente injustificable. Recordemos que la concesión de concierto es un acto reglado, no discrecional (mientras no se demuestre con firme seriedad que no hay presupuesto, cosa que no parece que sea el caso). Por tanto, no habiendo motivo para denegarlo, deberá concederlo. Obrar en sentido contrario supondría un claro recorte de la oferta educativa, con la consiguiente lesión de la libertad de enseñanza de los padres y de los titulares de los centros. A pesar de ello la Junta de Andalucía de no los concedió. Hace dos días es tribunal Supremo ha fallado a favor de la educación diferenciada en Andalucía y reconoce su derecho al concierto.

Luchan por las libertades en Pakistán
Pedro García


Hace dos años, el tribunal superior de justicia del Estado de Lahore confirmaba la condena a pena de muerte de Asia Bibi, por hechos supuestamente cometidos en 2010: desde entonces sufre prisión. La apelación al Tribunal Supremo de Islamabad sigue pendiente, con retrasos nunca justificados, derivados probablemente de las presiones islamistas, que provocan auténtico miedo entre los juzgadores: han visto demasiadas agresiones sufridas por personas que se significaron en la defensa de esta madre de familia acusada injustamente de blasfemia. Fue notoria la muerte violenta en 2011 de dos políticos importantes que se pronunciaron a favor de la inocencia de Asia y en contra de la ley vigente: el musulmán Salman Taseer, gobernador de la provincia de Punjab, y el católico Shabaz Bhatti, entonces Ministro Federal para las Minorías.

En Pakistán no está en juego sólo la libertad religiosa de los cristianos (1,6 de la población) y de otras minorías (la más importante, la hindú, casi un 2). Así lo entendió a finales de 1014 el jurado del premio Nobel de la Paz, concedido a la jovencísima paquistaní Malala Yousafzai, junto con el indio Kailash Satyarthi. Malala sufrió mucho, también en su propia carne, por no renunciar a la opresión de los talibanes, dispuestos a perpetuar la ignorancia y evitar el acceso a la educación de las mujeres de su pueblo.


¿El anticlericalismo?
Xus D Madrid


En su viaje de regreso a Roma, después de la peregrinación a Fátima, una periodista portuguesa planteó al Papa Francisco si le preocupaba el secularismo de una sociedad que se considera católica aunque muchas de las decisiones que toma son contrarias a las orientaciones de la Iglesia. El Papa contestó que, naturalmente, estaba preocupado por este fenómeno, y ofreció una primera causa: a veces la conciencia católica no es una conciencia de pertenencia total a la Iglesia, incluso en países con un importante peso sociológico del catolicismo.

A continuación se refirió a lo que sucede en América latina, donde el catolicismo es ampliamente mayoritario y sin embargo se producen importantes brotes de anticlericalismo. Puede sorprender que en este punto, Francisco señalara su preocupación por la otra cara de la moneda: el clericalismo, al que considera una peste en la Iglesia, y por eso pide siempre a los sacerdotes que huyan de él.



Cómo conciliar libertad y integración social en la escuela
Valentín Abelenda Carrillo


Con frecuencia se dice que dar libertad para elegir colegio produce mayor segregación económica o racial. Sin embargo, un análisis riguroso de los datos, en lugares donde se ha implantado el cheque escolar, muestra que los resultados son diversos y dependen de varios factores. Algunos son estructurales: el diseño del programa, la concentración racial en determinadas zonas, las prácticas de los colegios privados, o el clasismo o racismo que pueda existir en la sociedad. Pero otros son consecuencia de la libre decisión de las familias.

Con el cheque escolar, en teoría, toda familia, independientemente de sus ingresos, puede optar a cualquier colegio, porque el Estado le ofrece uno gratuito o el dinero para costearse la matrícula en uno de pago. Esta posibilidad, unida a la existencia de las redes concertada y pública, garantiza que los padres tengan acceso real a toda la oferta educativa. Además de los beneficios particulares, o como consecuencia de la suma de ellos, el cheque escolar traería un beneficio social, al romper el círculo vicioso que perpetúa la pobreza: la historia del chico nacido en un hogar con pocos recursos, que asiste a una mala escuela, no obtiene un título superior y termina por trabajar en empleos con salarios bajos.


Quiero ser como éstos
Enric Barrull Casals


El emperador Juliano, enemigo de los cristianos escribe a un amigo con enfado y admiración a la vez. Los impíos galileos no apoyan sólo a sus enfermos, sino también a los nuestros, que efectivamente fueron conscientes de la falta de ayuda del Imperio, que pasaba sus días en el campo. El testimonio de los cristianos de cuidarse unos a otros y de cuidar a sus vecinos paganos, creó un nuevo estilo de vida bien percibida, como ahora se dice, por la gente. La fe pagana no ofrecía consuelo alguno ante la calamidad; el testimonio de los cristianos y su Fe era un contraste clamoroso. Ofrecían sentido, consuelo y piedad con los suyos y sus vecinos.

Un pagano culto de la época escribe: los estoicos aprendieron a no temer a la muerte, mediante una austera disciplina de vida; en los cristianos la falta de miedo a la muerte es un hábito incluso entre niños y jóvenes. Muchos de los supervivientes se hicieron masivamente cristianos; por estima, pero sobre todo por el gozo, la alegría serena. Además de agradecidos, querían vivir el gozo, la serenidad y el sentido de comunidad de los cristianos. En esas situaciones de pánico y desesperación, la Fe de los cristianos superaba la oferta pagana. La decisión estaba tomada y clara: quiero ser como éstos.



La lucha sí, linchamiento público no
JD Mez Madrid


La imprescindible lucha contra la corrupción no puede convertirse en linchamiento público de personas e instituciones. Es algo que se ha puesto de manifiesto con la reprobación en del ministro de Justicia en el Congreso y con la filtración de un informe de la UCO que acusa sin fundamento jurídico a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. El propio juez instructor salió al paso, aclarando que no había motivos para investigar a Cifuentes, pero la cacería ya se había desatado.

Es lógico que la oposición trate de desgastar al PP, pero no todo vale para eso, especialmente cuando se siembra indiscriminadamente la sospecha y se pone en riesgo la estabilidad de las instituciones. Todo esto ocurre en el momento en que España se recupera de una tremenda crisis y cuando el populismo cuestiona el pacto constitucional.


La responsabilidad es de todos los grupos
Domingo Martínez Madrid


Una cierta estabilidad política y social es conveniente para todos los españoles, aunque algunos hagan todo lo posible para que no se dé. La responsabilidad de que salgan adelante los Presupuestos Generales del Estado es de todos los grupos, especialmente de aquellos que presumen de tener sentido de Estado. Estamos ante una oportunidad histórica de consolidar un crecimiento que se traduzca en empleo estable y de mejor calidad, sin dejar de reducir el abultadísimo déficit público.

Los ajustes vía empleos y salarios deben dar paso a un modelo económico que permita generar riqueza, con un gasto social que atienda a la cohesión y una política fiscal eficiente. Para todo ello es necesario que los partidos no se enfanguen en batallas de corto aliento. Al final, la sociedad pondrá a cada uno en su sitio.


¿Ser un radical?
Jesús D Mez Madrid


Se olvida con frecuencia que la moderación limita por abajo con la cobardía y por arriba con la temeridad. En ese punto medio era donde Aristóteles situaba precisamente al valor. Como sucede con las virtudes cardinales, unas operan como fronteras de las otras, de modo que contemporizar cuando procede la firmeza no logra siempre encajar en dicho marco.

La cuestión actual estriba en que determinados modelos de vida y sociales que se abren camino no solamente toleran con dificultades los ya existentes, sino que han llegado para desafiarlos, con indisimulada voluntad de acabar con ellos. Ante esta disyuntiva, desde luego no cabe hablar de radicalidad, sino de una simple muestra de fortaleza en quienes se sienten objetivamente amenazados en su derecho a vivir su vida como consideran más conveniente, sin obligar a nadie a hacerlo así, reclamando el más elemental respeto a dicha libertad.

Así pues, cuando la madre le llamaba a su hijo radical, lo que quería más bien era calificarlo de valiente. No seas tan valiente, hijo mío, hubiera sido lo más correcto.

Ser fundamentalista, fanático, extremista, es de lo peor que se puede ser en cualquier ámbito. Ser valiente es harina de otro costal, quizá lo que demandan tantos asuntos en la actualidad, presidida aún por soflamas del siglo pasado que porfían en llevarnos al pozo vestidos de caqui.


Ser artífices de la renovación
Jaume Catalán Díaz


Monseñor Aguirre, obispo español en el corazón de África, nos ha contado muchas veces cómo esta población, especialmente la centro africana, trata de vivir con dignidad en este escenario, cómo sufren el robo y la violencia más atroz las propias misiones católicas, y cómo la Iglesia ha permanecido allí, fiel a su tarea, incluso bajo el sonido de las balas.

Como dijo el Papa Francisco en la histórica visita que abrió el Año de la Misericordia, es mucha la esperanza que late en medio de ese horror, porque los cristianos, y están volviendo a hacerlo en estos días con su ejemplo, están llamados a ser artífices de la renovación humana y espiritual del país, y a lograrlo con las únicas armas de su fe y de su compromiso misionero.


Una oportunidad
José Morales Martín


La aprobación de los Presupuestos Generales del Estado es una de las decisiones más relevantes que un Parlamento toma durante el período ordinario de sesiones. En esta ocasión se trata, además, de la piedra de toque para saber si habrá la estabilidad parlamentaria mínima para seguir adelante, y si con ella se podrá cimentar una mejoría económica que en los últimos meses está teniendo su expresión más clara en los históricos datos del paro que se van publicando.

De momento el Gobierno ha conseguido los apoyos estrictamente necesarios para desechar las enmiendas a la totalidad, gracias al apoyo de Ciudadanos, Coalición Canaria y el PNV. Ahora entramos en la discusión sobre las enmiendas parciales, y también aquí el Gobierno habrá de fajarse a fondo, dada su condición de minoría. Aún necesita un voto más de los cosechados, el del canario, y a la vista está que la negociación está siendo dura. Esperemos que la elección de Sánchez no sea otro grave obstáculo. ¿Seremos capaces de darnos esta oportunidad?


¿Los hijos saben que tienen deberes familiares?
Jesús Martínez Madrid


En la sociedad postmoderna han proliferado las familias en las que los hijos conocen todos sus derechos y los exigen, pero sin ser conscientes de que también tienen deberes familiares.

Esto último suele ocurrir porque los padres les declaran liberados de tareas del hogar para que dispongan de más tiempo para estudiar: Tú consigue ser el primero de la clase, que de todo lo demás ya nos ocupamos nosotros. También sucede por otras posibles causas: los padres no tienen claro qué es lo que se les puede pedir a sus hijos, o carecen de argumentos para justificarlo, o no se atreven a exigirlo. Esta omisión paterna y filial alimentará más adelante el conflicto generacional en la familia.

Los hijos deben ser coherentes con el hecho de que viven en una comunidad, no en un hotel gratuito o en un refugio. Cada hijo no es un verso suelto, sino parte de un mismo poema; debe sentirse vinculado a los demás miembros de la comunidad. En la comunidad familiar la vinculación es aún mayor que en otro tipo de comunidades (por ejemplo una comunidad de vecinos). La familia es una comunidad total. Es una comunidad de vida interpersonal, integrada por personas unidas por lazos de amor que crecen juntas.

Todos los miembros de la familia educan y son educados; los hijos aprenden de sus padres y estos últimos aprenden, a su vez, de los hijos. Vivir en una comunidad familiar conlleva exigencia; no cabe aquí una actitud cómoda, pasiva, individualista y relajada. Se espera de cada miembro que se esfuerce por convivir con personas que son diferentes (por su edad, sexo, tipo de carácter, gustos, etc.) y que se preocupe de las necesidades de los demás. Este tipo de actitudes y conductas mantienen a los hijos en un estado habitual de tensión sana que les ayuda en su maduración personal.


Hay mucha gente sola
Juan García.


La famosa epístola a Diogneto, constata que los cristianos no se distinguen por su modo de vestir, ni por la lengua, ni sus costumbres como ciudadanos. Dan muestras de una vida admirable y ciertamente increíble. Se casan, engendran, pero no abandonan a sus hijos e hijas; tienen mesa común pero no el lecho. Superan las leyes, son en el mundo lo que el alma en el cuerpo. Viven en el mundo pero su religión no se y da vida a todo. Hacen lo mismo que todos pero en su conducta ordinaria, su modo de ser familia, de atender a los pobres los hace distintos. Viven extraordinariamente la vida ordinaria

Hemos avanzado mucho, gracias a Dios y al trabajo de generaciones. Pero el atractivo de los cristianos está en sus vidas. No se divorcian, cuidan a sus enfermos, se preocupan de los demás, tienen hijos con deficiencias psíquicas o físicas y son aceptados con alegría. Mueren con los suyos. Se preocupan de su familias, vecinos, de los enfermos y mayores y niños. Luchan por ser castos en un mundo podrido. Perdonan a sus enemigos. Todavía recuerdo a Maite Letamendía, viuda de Araluce, asesinado por ETA, rodeado de sus nueve hijos en la tele diciéndole: ¿verdad? les hemos perdonado. La cara de los hijos era un drama, pero asentían. Los misioneros y misioneras por todo el mundo no dejan a sus cristianos, aunque la Embajada lo pida o lo exija. La historia de las misiones es algo increíble.

No obstante, hay mucha gente sola, desorientada, fastidiada en un mundo avanzado pero cruel. El cristiano con su Fe tiene respuestas al dolor, a la muerte, a la enfermedad, a las contradicciones, que no le hace perder la sonrisa; en el Castillo de Javier en Navarra hay un Cristo precioso que desde la cruz perdona y sonríe. No es todo esto demasiado sobre humano, sí, sin duda. Pero la gente no es tonta, detecta ese modo de vivir, esa paz. Y la ansía como los paganos de antaño. Cristianos, no seamos cómodos, apáticos, no os encerréis en un ghetto. Están deseando nuestro anuncio. Iglesia en salida, dice el Papa Francisco, cristianos de 24 horas, además Dios está empeñado y su Madre no digamos.


La violencia terrorista en las capitales europeas
Enric Barrull Casals


A la espera de que se vaya clarificando lo sucedido en Manchester, la presencia de la violencia terrorista en las capitales europeas, supuestamente seguras, es un síntoma de un estado de permanente amenaza en el que está inmerso el mundo globalizado. Ningún país puede decir que no es objeto de un previsible atentado. El terrorismo es una forma moderna de violencia que, en el caso de los fanáticos yihadistas, instrumentaliza hasta lo más sagrado, el nombre de Dios y su causa. Sembrar el terror es la estrategia de quienes desprecian la dignidad de la persona y quieren demoler las bases de la civilización.

Los esfuerzos coordinados de inteligencia y seguridad son imprescindibles, pero hace falta una tarea más de fondo: el terrorismo se combate también favoreciendo que Europa recupere sus raíces y su identidad más profunda.


Frente al yihaidsmo
Jesús Domingo Martínez


El fenómeno del terrorismo yihadista sigue siendo estudiado por los especialistas en el mundo islámico, tanto civiles como religiosos. En los diagnósticos destacan dos perspectivas: el adoctrinamiento en unas ideas fanáticas sobre el destino final del Islam, que sería conquistar el mundo, así como la violencia de unas minorías que pretenden vengarse por las humillaciones sufridas a lo largo de la época colonial.

Se ha puesto así en marcha una maquinaria infernal que, paradójicamente, causa una cierta fascinación entre jóvenes desarraigados, muchos crecidos en Europa, es el caso de Manchester, que han perdido los valores basados en la verdad sobre el hombre. El efecto más grave de este adoctrinamiento, que en los últimos tiempos se realiza a través de ciertas redes sociales, en mezquitas clandestinas y en las cárceles, es el terrorismo que se ceba tanto en las calles europeas como en las de los propios países musulmanes.


El PSOE vuelve a las andadas
José Morales Martín


La militancia de un ciertamente fracturado PSOE ha decidido que Pedro Sánchez sea de nuevo su Secretario General. Vuelven así a las andadas, tras unas primarias en las que se ha escenificado a la perfección la dramática situación que vive el Partido. Sánchez se ha impuesto por un margen mayor de lo esperado a Susana Díaz.

En campaña, las llamadas a la unidad y a la integración por parte de los tres candidatos han sido constantes y quedan bien de cara a la galería, aunque algunos con la cara pagan y en estos días se han visto caras. Sin embargo, lo que se puede atisbar en el horizonte más cercano no es nada halageño. No lo es, porque Pedro Sánchez es suficientemente conocido y ya ha llevado dos veces al PSOE a su mínimo histórico en unas elecciones generales.


Desde el respeto
Suso do Madrid


Carta de un médico y bioético a los transexuales: Las hormonas y cirugías no cambian los cromosomas. Les recuerda que las operaciones de cambio de sexo conllevan riesgos de salud nada desdeñables y a veces, sin el éxito deseado

El médico Jaime Vierna, patólogo del hospital Virgen de los Lirios de Alcoy, y máster en bioética por la Universidad Católica de Valencia, escribe una carta a los transexuales, que ha enviado a Religión Confidencial, desde el más profundo respeto pero alertando de posibles decepciones.

En 1979, José Luis Garc, dirigió una película casi olvidada que tituló Las verdes praderas. Contaba la historia de un hombre que, en su aspiración por alcanzar una posición social que le prometía una vida despreocupada y feliz, sacrificó cuanto fue necesario. Alcanzó, finalmente, el objeto de su deseo, y descubrió entonces que la realidad no se correspondía con lo que él había esperado: había corrido tras un señuelo, y al final del largo camino se encontraba sólo con la decepción y el dolor por las ocasiones de felicidad perdidas. El argumento quedaba resumido en el lamento del protagonista: -¡Me han engañado, coño! ¡Me han engañado!.

La enseñanza de esta película es aplicable a infinidad de situaciones reales de nuestra vida, pero me viene a la cabeza estos días con insistencia cuando considero la condición transexual, levantada recientemente como bandera de concepciones sociales encontradas. Ahora, cuando se atenúan ya los ecos de la refriega, quisiera considerar despacio la situación de esas personas que no se encuentran en casa con su cuerpo masculino o femenino, y buscan la manera de cambiar las cosas. Por respeto a ellos y a su dolor quizá merezca la pena considerar las cosas con cierto detenimiento, no vayan a encontrarse, al final de un camino profundamente traumático, repitiendo el lamento del protagonista de Las verdes praderas.

¿Qué les ofrecemos hoy a estas personas para mejorar su situación? En esencia, hormonas y cirugía. De los cuatro aspectos de la diferenciación sexual -cromosómico, hormonal, genital y psíquico-, esos tratamientos persiguen adaptar dos de ellos al último. Evidentemente, la dimensión cromosómica del sexo resulta, para nuestras posibilidades, incorregible, pero las hormonas proporcionan los caracteres sexuales secundarios deseados, y la cirugía sustituye un pecho prominente por otro plano, y elimina los órganos genitales vividos como ajenos para sustituirlos por otros, acordes con el sentimiento de la persona (ya que, como sabemos, los hombres tienen pene y las mujeres tienen vulva).


Por decir la verdad
Pedro García


El asesinato del periodista Javier Valdez en México demuestra lo mal que el Gobierno federal y los Estados protegen a los periodistas. Hace justo un mes, ante la Catedral de Sinaloa, Valdez encabezó una protesta para denunciar el asesinato de una joven periodista en Chihuahua.

Como a ella, a Javier le han asesinado por no venderse al poder y por luchar abiertamente contra el narco y quienes hacen negocios con él. En México se ha propuesto un día sin periodismo. La sociedad no se lo puede permitir. Los periodistas son de los pocos mexicanos dispuestos a enfrentarse a los malos. Así va el país.


Misericordia con los ricos
Lluis Esquena Romaguera


Muchas veces se ha discutido sobre la riqueza, la pobreza y la felicidad. ¿Hace felices a las personas la riqueza? ¿Se puede ser feliz siendo pobre? Sería imprudente, sin duda, emitir un juicio absoluto, sin matices. Las variedades, excepciones y reglas serían casi infinitas. Pero eso no quita para que podamos dar una opinión, un poco por encima, susceptible, sin duda, de crítica o matizaciones.

En las películas y en las novelas nos cuentan con frecuencia la inmensa alegría que tiene una persona porque llega a ser rica. Porque le han tocado la lotería o las quinielas, o ha recibido una magnífica herencia con la que no contaba. Las películas y las novelas no suelen contar qué es lo que ocurre con la vida de esas personas después. Siempre se recibe, como cuento de hadas, la maravilla del enriquecimiento. Parece que no hay ninguna duda de que cualquiera de nosotros, si nos toca la lotería con unos cuantos millones, nos ponemos eufóricos y tomamos champán, como primera medida. Pero quizá hemos pensado poco en cuanto tiempo llevaría adecuarse a la situación.

La historia de vidas destrozadas por la riqueza nos la cuenta poca gente. Quizá llegamos a enterarnos de esa señora a quien hace diez años le tocó una fortuna en la Primitiva y que se ha suicidado. O de esa persona que, enriquecida de modo poco claro, termina siendo una auténtica desgraciada. No tenemos demasiadas noticias de personas que, enriquecidas por la suerte, se han dedicado a repartir entre los pobres, a instituir una fundación con fines benéficos, pero a veces aparecen en los periódicos.

Es indudable que haría falta una diferencia de actitud vital anterior para administrar bien lo sobrevenido de modo inesperado. Es distinto el empresario que llega a constituir un imperio con grandes ganancias. Ese personaje sabe lo que cuestan las cosas, y es más fácil que sepa administra su fortuna. Pero también entre estos cabe el egoísmo de ganar solo para sí mismo o la generosidad de ganar para ayudar a otros muchos.


El horror que no cesa
Xus D Madrid


Uno de esos lugares olvidados, que sufre en el corazón de África y del que aquí tenemos noticias periódicas por el obispo español Monseñor Aguirre, es la República Centroafricana. En Alindao, al sureste del país, han muerto en los últimos días más de 130 personas, asesinadas por los grupos armados que también han atacado Bangassou, donde seis cascos azules de Naciones Unidas han perdido la vida. En esta ciudad las víctimas mortales se cuentan por decenas y hay centenares de personas refugiadas en iglesias y mezquitas.

La República Centroafricana vive en medio de una cruenta guerra civil desde 2012. El Ejército no cuenta con los medios suficientes ni es capaz de reestablecer el orden, en un país abandonado a su suerte, que se desangra en continuos enfrentamientos entre guerrillas.


El terrorismo vuelve a Europa
Jesús Domingo Martínez


El terrorismo ha vuelto a golpear el corazón de una ciudad europea (Manchester). Al acabar un macroconcierto en la ciudad británico, un hombre se ha hecho estallar en una de las salidas causando veintidós muertos y numerosos heridos, cerca de sesenta. La policía británica habla de un ataque terrorista y el modus operandi apunta a la marca del terrorismo islamista, terrorismo que ya se le ha atribuido y que se hace presente de forma cíclica en las sociedades de los diversos países occidentales.


Gana Sánchez y ahora qué
Pedro García


La situación, después de las primarias del PSOE, no invita al optimismo porque son conocidos los bandazos ideológicos de Sánchez, su falta de proyecto político sólido, sus coqueteos con la izquierda populista y radical, y su indefinición en asuntos tan elementales como qué ha de entender por nación una persona que aspira a gobernar España. Bastan los ejemplos propios o el más reciente de los socialistas franceses para mostrar cómo la persona elegida por la militancia en unas primarias puede ser luego castigada por el electorado en unas elecciones generales.

Con la victoria de Sánchez son demasiados los interrogantes que se abren para el futuro inmediato de un partido socialista que necesita con urgencia regenerarse y suturar las heridas que tiene abiertas. Ya saben qué es lo que sucede cuando se juega con fuego.

El problema mayor es que los damnificados pueden no ser solo ellos y las consecuencias sobre la propia legislatura en curso pueden ser nefastas para la estabilidad que España tanto necesita.



Francia: ¿Movimiento táctico o tendencia?
José Morales Martín


Emmanuel Macron ha completado su Gobierno después de haber elegido como primer ministro a Édouard Philippe, un hombre que ha militado en el Partido Republicano y que dice de sí mismo que es de derechas. El recién elegido presidente francés, que saltó a la política en un Gobierno socialista y que tiene un partido demasiado joven, ha creado de antemano una cohabitación a su medida. Probablemente esta decisión tiene mucho de movimiento táctico.

Si un republicano preside el gobierno de Macron, muchos electores podrían pensar que no tiene sentido votar a la derecha en las legislativas: la derecha ya está en el Gobierno.


Que consideren a Europa como la solución
Jesús Domingo Martínez


Macron insistió, en su primera reunión con Merkel en Berlín, en la necesidad de que Francia supere la ideología del declive, que en realidad tiene poco que ver con los hechos. Francia necesita, ciertamente, reformas drásticas, pero no es un país que se esté derrumbando, como dicen algunos. Macron lo tiene difícil pero los franceses le han dado un mandato claro para que ponga freno al populismo antieuropeo.

Merkel tiene una sensibilidad socialcristiana y Macron social liberal. Las diferencias ideológicas y la disparidad de criterios para resolver ciertas cuestiones son saludables y no suponen mayor problema. Lo importante es que los dos consideran a Europa como la solución. Vuelve Europa con sus dos grandes pulmones.


Apuesta por la transparencia
Juan García.


Hace unos día he leído, y me parece interesante comentarlo, que la Conferencia Episcopal ha presentado un nuevo Portal de Transparencia en plena campaña de la Declaración de la Renta y a unas semanas de que se haga pública la nueva Memoria de actividades de la Iglesia en España. El objetivo es seguir avanzando en una línea muy clara de rendición de cuentas a la sociedad, de forma cada vez más completa.

Más allá del compromiso con el gobierno de informar sobre el uso del dinero obtenido a través de la casilla de la Iglesia, en torno a una cuarta parte de sus ingresos totales, la intención es presentar el impacto social de esa actividad.



Factores culturales y familiares
Suso do Madrid


El poder integrador del cheque escolar depende, pues, del diseño del programa. Pero también influyen otros factores. Los datos muestran que, comparando familias con un mismo nivel de ingresos, las de raza blanca eligen más, como primera opción, una escuela privada que las negras. Entre estas parece darse una cierta querencia hacia la pública que puede ser cultural.

Asimismo, varios informes indican que, entre las familias con opción a cheque escolar, y por tanto con ingresos parecidos, tienden a solicitarlo y usarlo más aquellas en las que los padres tienen superior nivel de instrucción, los que están casados y los que se implican más en el colegio. Como, de hecho, todas estas características se dan más en las escuelas privadas, el cheque puede reforzar la concentración social. Pero esto no es consecuencia del programa, ni de una desigualdad de oportunidades. No obstante, puede ser necesario informar mejor a los grupos que por ahora no se están beneficiando: familias monoparentales, o poco motivadas con la enseñanza.


 
AHORA EN PORTADA | Ver  
El poder duro y el poder blando
Facebook crea más tráfico referencial que Google
Exigen a España el cese de la venta de armas a Arabia Saudí e Irak
Manuel Quirós expone en la Fundación Iberoamérica Europa
¿La ciudad del futuro?
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Un académico best-seller
Francia: ¿El rompeolas del populismo?
El poder duro y el poder blando
Cuando el abusador es el Gobierno
Ni izquierdas ni derechas, conservadores o progresistas

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS