Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
26 SEPTIEMBRE 2017 | ACTUALIZADO 20:09
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
Bermejo: "El CGPJ tendrá que tomar medidas"
Los jueces van a una huelga histórica bajo las amenazas del ministro de Justicia
Jueces de toda España protagonizarán una huelga histórica en nuestro país. Está previsto que unos 1.700 miembros de la Judicatura, de los 4.400 jueces que hay en activo en estos momentos, secunden esta medida. "Es una situación de degradación del sistema y el Consejo General del Poder Judicial tendrá que tomar las medidas que considere oportunas", ha afirmado Bermejo en la víspera.
Actualizado 18 febrero 2009  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Roberto Arias   
 El PSOE ve en la huelga de los jueces una maniobra para presionar a Zapatero
 El CGPJ estudiará el jueves la convocatoria de huelga de los jueces
 Los fiscales españoles no apoyan la huelga convocada por los jueces
 Histórica huelga de jueces en la capital de España el 18 de febrero
El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, reconoce, en declaraciones a la Cadena Ser, que vive "negativamente" y con "sabor amargo", incrementado por su condición de fiscal, la primera huelga de jueces de la historia de España convocada para hoy.

Bermejo ha rehusado responder cuáles son en su opinión las causas que han llevado a los jueces a este paro, aunque en repetidas ocasiones ha venido apuntando a las opiniones del Gobierno en el caso Mari Luz como el desencadenante del descontento. "Alguna respuesta tengo, pero yo no debo explicarlo", ha insistido Bermejo, que ha señalado que sólo una "parte minoritaria" de los jueces secunda la huelga.

El paro fue convocado el pasado 21 de enero por 31 partidos judiciales, entre ellos los de las grandes capitales, y posteriormente se sumaron dos asociaciones, la Francisco de Vitoria, con 570 afiliados, y el Foro Judicial Independiente, con 260.

"El CGPJ dijo claramente que no había marco legal; los jueces se han marcado a sí mismos los servicios mínimos", ha lamentado el ministro. Los únicos asuntos que se atenderán en los juzgados donde se siga el paro serán las bodas ya previstas, los enterramientos y las causas muy urgentes, según acordaron el pasado sábado una treintena de jueces y miembros del comité de huelga de las dos asociaciones convocantes.

Para Bermejo, resulta también incomprensible que las demandas salariales de los jueces, que quedaron aparcadas tras los primeros contactos con el Gobierno, vuelvan a ser uno de los pilares de la protesta.

Las causas

Al margen de la subida salarial, las principales quejas de jueces y magistrados se centran en su oposición a la pretensión del Gobierno de retirarles la agenda de señalamientos de las vistas en favor de los secretarios judiciales, además de solicitar una reforma estructural que incluya inversión en modernización y la creación de 1.200 juzgados más en cinco años para equipararse a la media europea.

Los jueces españoles se encuentran desbordados cada año por los millones de asuntos que entran en los tribunales, unos 8.908.495 en 2008, año en el que los órganos jurisdiccionales resolvieron 8.570.089 y dictaron 1.487.012 sentencias, según las cifras facilitadas por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El resultado es que, al inicio de cada año, la cuenta no está a cero. A 31 de diciembre de 2008 en los tribunales había 2,5 millones de asuntos en trámite, a los que irán sumando los que entren en 2009.

Los jueces denuncian que una amplia mayoría de la Judicatura trabaja muy por encima de sus posibilidades, ya que deben atender a un número muy superior de asuntos al previsto en los módulos de trabajo establecidos por el CGPJ para cada oficina judicial. Este colapso de la Administración se traduce en que en ocasiones los ciudadanos deben esperar meses e incluso años para que la Justicia resuelva sus problemas.

 Otros artículos que te pueden interesar
El optimismo de Juncker y las crisis de la UE
Alemania renueva su confianza en Angela Merkel por cuarta vez consecutiva
El mapa del populismo de extrema derecha en Europa
Twitter ha suspendido casi un millón de cuentas desde agosto de 2015
Alemania: Unas elecciones cruciales para el futuro de la UE
AHORA EN PORTADA | Ver  
Brasil en un inmenso pantano de corrupción
España: Un Estado, diecinueve economías
Sánchez Ceren aprieta las tuercas a las Maras
El islam en el siglo XXI
¿Beneficios de la destrucción?
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
El huracán María y el destino de Puerto Rico
El pueblo sirio prefiere a Rusia antes que a Irán
Sobre los pueblos originarios
¿Flexibilizar o liberar el trabajo?
Deshojando la margarita coreana

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS