Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
24 MAYO 2017 | ACTUALIZADO 13:47
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
EDITORIAL

Editorial
Prosigue la relación de Daniel Ortega y el terrorismo de las FARC
Un nuevo capítulo en la luna de miel del Presidente nicaragüense con las FARC se producido en las últimas horas. Ortega ha declarado que en su territorio y bajo su soberanía, se encuentran conviviendo tres terroristas colombianos a los que he denominado "hermanos".
Actualizado 19 agosto 2008  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Editorial   
No es nuevo este tipo de análisis por parte del dirigente sandinista. Ya en junio y julio, cuando se produjeron importantes golpes de la Administración Uribe contra el entramado de las FARC, Ortega se ofreció para mediar en el conflicto provocando una crisis en las relaciones bilaterales Nicaragua-Colombia.

La mediación, solicitada entonces por las FARC, suponía dar una bocanada de aire fresco a la guerrilla terrorista. Ahora, el Presidente nicaragüense aduce que ha dado asilo a tres de sus miembros por cuestiones de ayuda humanitaria. Bajo esta excusa se esconde un deseo desestabilizador por parte de Managua.

Mucho se ha escrito sobre el modus operandi de Ortega en su vuelta al poder. Su regreso ha coincidido con la hegemonía de otros dirigentes de corte neopopulista como Chávez, Correa o Morales. Con todos ellos ha establecido una "entente cordiale", compartiendo filias, fobias, vocabulario y discurso.

Entre sus grandes enemigos está el colombiano Uribe cuyos métodos para poner fin a la lacra del terrorismo en su país se basan en la utilización de todo el arsenal legal que ofrece el Estado de Derecho.

¿Qué busca el sandinista con esta estrategia pro-FARC? Es complicado saberlo, sobre todo si tenemos en cuenta que gobernantes como Chávez han reculado en su visión, otrora positiva y contemporizadora, del narcoterrorismo colombiano.

¿Busca protagonismo? Puede ser. Ortega, que ya fue lo suficientemente mediático en los ochenta, parecía ocupar ahora un lugar secundario en la política latinoamericana. Además, no olvidemos que tuvo que pasar una etapa en la oposición y que dentro de su propio partido se han producido escisiones y divisiones.

En este sentido, no duda en hacer guiños demagógicos siempre que se le brinda una oportunidad, como por ejemplo en el 29 aniversario de la revolución sandinista. Entonces, sin venir el tema a colación y solamente por la presencia de Chávez, arremetió contra el Monarca español.

¿Cómo reaccionará el gobierno de Colombia? Suponemos que condenará enérgicamente al nicaragüense. La Administración Uribe no debe de entrar en el tira y afloja de la declaración fácil, pues en ello Ortega es un maestro y contará con la ayuda de coros que repetirán todas y cada una de sus palabras hasta la saciedad.

La estrategia a seguir por Bogotá tiene que ser la misma que hasta ahora: inflexibilidad con el terrorismo. Obrando así, Uribe ha conseguido que sus compatriotas anhelen un tercer mandato suyo.
 Otros artículos que te pueden interesar
Delito económico, la trampa en el camino
Evo Morales preocupa al sector privado boliviano
Ola progresista y corrupta en América Latina
Victoria envenenada de Pedro Sánchez
El caso Trump: el ruido y las nueces
AHORA EN PORTADA | Ver  
Evo Morales preocupa al sector privado boliviano
Bitcoin, a precio de oro
Exigen a España el cese de la venta de armas a Arabia Saudí e Irak
Manuel Quirós expone en la Fundación Iberoamérica Europa
¿La ciudad del futuro?
ARCHIVO
Ver posts de otros meses

NOVIEMBRE 2016 (1 artículos)

ABRIL 2013 (1 artículos)

OCTUBRE 2009 (1 artículos)

MAYO 2009 (1 artículos)

FEBRERO 2009 (19 artículos)

ENERO 2009 (29 artículos)

DICIEMBRE 2008 (30 artículos)

NOVIEMBRE 2008 (32 artículos)

OCTUBRE 2008 (23 artículos)

SEPTIEMBRE 2008 (24 artículos)

AGOSTO 2008 (24 artículos)

JULIO 2008 (21 artículos)

JUNIO 2008 (6 artículos)

MAYO 2008 (2 artículos)

ABRIL 2008 (8 artículos)

MARZO 2008 (6 artículos)

FEBRERO 2008 (7 artículos)

ENERO 2008 (6 artículos)

DICIEMBRE 2007 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2007 (6 artículos)

OCTUBRE 2007 (11 artículos)

SEPTIEMBRE 2007 (5 artículos)

AGOSTO 2007 (3 artículos)

JULIO 2007 (2 artículos)

JUNIO 2007 (1 artículos)

MAYO 2007 (4 artículos)

ABRIL 2007 (1 artículos)

MARZO 2007 (4 artículos)

FEBRERO 2007 (1 artículos)

ENERO 2007 (12 artículos)

DICIEMBRE 2006 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2006 (3 artículos)

OCTUBRE 2006 (9 artículos)

SEPTIEMBRE 2006 (13 artículos)

JULIO 2006 (11 artículos)

JUNIO 2006 (7 artículos)

MAYO 2006 (14 artículos)

ABRIL 2006 (3 artículos)

MARZO 2006 (1 artículos)

ENERO 2006 (1 artículos)

DICIEMBRE 2005 (31 artículos)

NOVIEMBRE 2005 (29 artículos)

OCTUBRE 2005 (30 artículos)

SEPTIEMBRE 2005 (30 artículos)

AGOSTO 2005 (31 artículos)

JULIO 2005 (25 artículos)

JUNIO 2005 (29 artículos)

MAYO 2005 (26 artículos)

ABRIL 2005 (25 artículos)

MARZO 2005 (24 artículos)

FEBRERO 2005 (21 artículos)

ENERO 2005 (18 artículos)

DICIEMBRE 2004 (19 artículos)

NOVIEMBRE 2004 (11 artículos)

ABRIL 2004 (1 artículos)

LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Evo Morales preocupa al sector privado boliviano
Bitcoin, a precio de oro
Ola progresista y corrupta en América Latina
Maduro, el fascista empedernido
Delito económico, la trampa en el camino

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS