Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
21 AGOSTO 2017 | ACTUALIZADO 11:58
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
MARCOS AGUINIS profundiza sobre la realidad de la Argentina actual
"No me resigno a que un país como Argentina se haya dejado arrastrar por un populismo distorsionador".
Cuando era estudiante, la Argentina competía con Brasil para ver cuál era el país que estaría a la cabeza de Latinoamérica. Ahora aceptamos que ese país sea una potencia mundial, que Chile nos supere y nosotros estemos cerca de Venezuela y Bolivia (nota publicada por revista NOTICIAS de Argentina).
Actualizado 23 junio 2007  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Diarioexterior.com   
 Desdichas de la violencia revolucionaria
 Chávez, modelo para armar
Noticias: ¿Es tan atroz el encanto de ser argentino, que hubo tela para dos libros?

Marcos Aguinis: (ríe) Esa atrocidad está generada por la cantidad infinita de encantos que existe en nuestro país. Argentina es uno de los países con mayores potencialidades del mundo, por su clima, por no tener conflictos étnicos-religiosos, por estar lejos de las amenazas nucleares y no padecer catástrofes naturales. Tenemos costas de sobra que no se usan, tierras fértiles vacías, una población que, a pesar de la enorme decadencia de nuestra educación, sigue produciendo gente capaz, culta, interesante. Los encantos son tantos, que da mucha rabia...

Noticias: Las atrocidades también son muchas..

Aguinis: Es un país que desperdicia sus cualidades: eligiendo mal, orientándose mal, fijándose a ideas totalmente equivocadas y regresivas; no aprendiendo de la experiencia, pisando la misma trampa varias veces.

Noticias: Usted tituló el libro con dos palabras que se contraponen. ¿Somos tan contradictorios?

Aguinis: Muy contradictorios. Lo que hemos modificado fue nuestra soberbia, que en una época era muy grande y vista como un defecto. Cuando empecé a viajar me sorprendió que los latinoamericanos nos odiaran por ser vanidosos, atropelladores, lo cual es cierto. Pero creo que eso no era un defecto, sino una virtud. Me he dado cuenta de que los argentinos hemos perdido la ambición. Ésa es otra atrocidad. Cuando era estudiante, la Argentina competía con Brasil para ver cuál era el país que estaría a la cabeza de Latinoamérica. Ahora aceptamos que ese país sea una potencia mundial, que Chile nos supere y nosotros estemos cerca de Venezuela y Bolivia.

Noticias: Estamos más cerca de Venezuela de lo que querríamos, ¿no? Aguinis: Mucho más cerca y nos estamos aproximando en forma acelerada. Otro defecto argentino fue vivir con culpa los rasgos europeizantes; lo considerábamos como una extrapolación incorrecta. Teníamos que ser latinoamericanos y hemos adoptado lo peor: la droga, la pobreza extrema, la exclusión, la guerrilla, los golpes de Estado...

Noticias: Pasamos la nefasta década de los 90, ¿aprendimos algo de esa experiencia?

Aguinis: Hemos salido, porque este es un país excepcional. Cayó al fondo del mar, hemos vivido del trueque y retrocedido a la Edad Media. Y eso duró unos meses, hasta que la sociedad fue saliendo adelante por las cualidades del país y las condiciones internacionales favorables. Hoy estamos como en 1998, porque nos quitaron el 66 % de nuestros bienes, para hablar en forma suave. Hemos aprendido muy poco, quizá seguimos apostando a la democracia, aunque la confundimos con elecciones. Democracia es mantener las instituciones, cosa que no ocurre ahora.

Noticias: ¿Cómo observa la libertad de prensa en la Argentina?

Aguinis: Está seriamente amenazada, estamos viviendo en un régimen falsamente llamado progre, populista y que no lucha por la pobreza. Hace cuatro años que el Gobierno está en el poder y no ha presentado ninguna política de Estado para terminar con los pobres. ¿Este es un gobierno progresista?

Noticias: ¿Vamos camino a la Venezuela chavista, que cierra un canal de tevé por ser disidente?

Aguinis: En la Argentina esa medida no se ha tomado aún, porque eso generaría mucha impopularidad. La misma impopularidad que le dio al Gobierno esta política tan agresiva para el ballotage. Creo que se han dado cuenta, porque algo aflojaron. Las agresiones a la libertad de prensa hoy se hacen en forma subterránea, a través de amenazas, del manejo de la publicidad oficial, de presiones a los dueños de los medios de comunicación. Se ha llegado incluso a atacar a periodistas con nombre y apellido desde el atril del Salón Blanco.

Noticias: ¿Por qué cree que Macri arrasó en la primera vuelta?

Aguinis: La ciudadanía porteña siempre ha sido rebelde y no ha estado casi nunca sometida al oficialismo. Por otro lado, el 75 % de los votos expresó una oposición al gobierno, sumados los votos de Macri y de Telerman. Evidentemente Filmus, que es una buena persona, no es Filmus, es Kirchner. Esa es la desesperación del Gobierno, levantar el 25 % para que esto no se refleje en las elecciones presidenciales de octubre. Macri arrasó porque hizo una buena gestión en Boca, lo cual muestra su capacidad de gestión. Los vecinos de la ciudad desean una buena gestión, más que la ideología. Aquí, cada presidente asume que es Adán y que con él comienza la historia (ríe). Y todo lo anterior no existió, ninguno admitió que su predecesor tuvo un acierto.

Noticias: Parece que ahora tenemos una Eva ¿Qué le parece el matrimonio Kirchner?

Aguinis: (ríe) ¡Tenemos una Eva! Los Kirchner nos ayudan a entrar en el libro Guiness, con un caso único en el mundo: lograr atornillarse al poder a través de una secuencia conyugal, lo cual indica una extraordinaria originalidad, que causa risa y lágrimas (ríe con ganas).

Noticias: ¿Por qué se fue a vivir a los Estados Unidos?

Aguinis: No fui a vivir, tuve dos invitaciones muy honrosas, que me permitieron aprovechar los recursos de la universidad para hacer investigaciones, y la compensación fue dictar un par de conferencias y un curso de Literatura Latinoamericana. Y fui invitado por el Wilson Center, una especie de gigantesco think thank que invita a personalidades de todo el mundo para hacer investigaciones. Fueron tres meses inolvidables, porque pude conocer al presidente de Afganistán, al de Irak, a Hillary Clinton, a un diputado libanés. Y ahí me di cuenta de cómo la Argentina está realmente periférica, aislada, casi autista y distante de los países que progresan con aceleración.

Noticias: Con todo lo que dice, ésta es una pregunta obvia, ¿por qué volvió?

Aguinis: (ríe mucho) Porque amo a la Argentina, no me resigno a que un país tan privilegiado haya perdido su rumbo, se haya dejado arrastrar por un populismo cancerígeno, distorsionador.

Noticias: ¿Cómo y cuándo empezó a escribir?

Aguinis: En la adolescencia tuve necesidades expresivas muy fuertes. En la primaria, en Cruz del Eje, donde vivía, comencé a dibujar, luego estudié música y después en Bellas Artes de Córdoba cursé Armonía, Contrapunto, Gestación, y llegué a dar conciertos de piano. A los 12 intenté escribir una novela, ya había escrito algunos cuentos. Compré unos cuadernos de tapa dura y llené casi 200 páginas. Mis padres decían que me hacía mal a la vista -yo era muy débil en esa época-, y que tenía que salir a jugar. Pero mantuve el ejercicio de manera clandestina, porque consideraba que ser escritor era llegar a un nivel olímpico. La escritura fue una ambición secreta.

Noticias: Uno presume que usted era un excelente alumno, sin embargo...

Aguinis: Era mal alumno. Mis padres tenían que ponerme maestras particulares para que me ayudasen. Sacaba malas notas, a pesar de que no era por mi voluntad, sino porque no me daba la cabeza. Tenía mala ortografía, andaba mal en Matemáticas, redactaba mal. Yo soy producto del esfuerzo.

Noticias: Usted dijo que en su infancia se sintió discriminado, ¿qué le hacían?

Aguinis: Mis compañeros del colegio me decían "rusito" y "judío". Yo sentía que era una descalificación hacia mi persona, tan es así, que le preguntaba a mi papá por qué me decían esas cosas; tenía 9 años. Me sentía mal, avergonzado, como si tuviera un defecto físico que debía sacarme. La reacción fue positiva, porque me llevó a leer libros sobre religión e interiorizarme en el tema.

Noticias: Sin embargo es agnóstico, pero en algo debe creer, ¿o no?

Aguinis: (ríe mucho) ¡Qué paradoja! Es muy angustiante pensar que estamos solos, sin ningún elemento protector que nos consuele. El agnóstico está en una posición incómoda, en duda permanente. Es mucho mejor tener una creencia a la cual uno se abrace.

Noticias: Al no abrazar ninguna fe, ¿cómo se para frente a la idea de la muerte?

Aguinis: Es una de las ideas más potentes que ha preocupado al hombre desde que tiene uso de razón. Hay creencias en otras vidas o en reencarnaciones que ayudan a consolarse. Cuando uno es agnóstico, paulatinamente empieza a sentir que esa idea de la muerte no aflige mucho mientras uno aproveche la vida. Es algo así como saber que uno va a ver un hermoso espectáculo, que tiene su hora de comienzo y de fin.

Noticias: ¿Por qué estudió Neurología?

Aguinis: Quise hacer Psiquiatría, pero en Córdoba era arcaica, trataba la locura, la psicosis, no se conocía la rama del psicoanálisis. Pero tampoco me satisfizo, era una especialidad donde se solucionaban pocos problemas. De ahí pasé a la Neurocirugía, estudié en Buenos Aries y viajé a Francia, donde ejercí por más de 15 años. Pero seguía con mi tarea de escritor y eso generó una de mis crisis. Dejé porque tenía que estar encerrado en el quirófano muchas horas, y tener pacientes muy graves con los que no se podía dialogar. Eso era incompatible con mis aspiraciones humanísticas, ahí empecé a estudiar Psicoanálisis, me fui de Córdoba a Buenos Aires, fue un salto al vacío...

Noticias: ¿Ejerció como psicoanalista?

Aguinis: Ejercí 20 años, mientras, seguía escribiendo. He viajado por el mundo y por las profesiones.

Noticias: ¿Qué resortes de la mente le interesan más?

Aguinis: Me gusta ahondar en los conflictos a partir del manejo de los afectos. El ser humano vive permanentemente conflictuado y no logra sentirse bien si sus afectos no están adecuadamente ajustados, por traumas, malas experiencias, temores, obsesiones... En la medida en que uno logra encaminar ese campo, se siente mejor. Y todo ser humano tiene el derecho a ser un poco feliz, pero para eso a veces es necesario transitar un largo camino.

Noticias: Si tanto le gusta el psicoanálisis, ¿por qué lo dejó?

Aguinis: Porque hace unos años estaba escuchando a un paciente y se me cruzó una idea grave. Me pregunté: "¿qué estoy haciendo acá en vez de estar escribiendo?" Ahí decidí no tomar nuevos pacientes y empecé a concluir los casos que tenía, hasta que hace tres años dejé el consultorio.

Noticias: ¿Usted es de los que ven el vaso medio lleno?

Aguinis: Soy una persona esperanzada, que no se rinde, que ante las dificultades considera que siempre hay una solución, sólo hace falta descubrirla y llegar a ella.

Noticias: Estuvo casado 30 años con Marita, con quien tuvo a sus 4 hijos (Herman -40-, Gerardo -37-, Ileana -33- y Luciana -29-) y después de su viudez volvió a conocer el amor...

Aguinis: Me enganché otra vez con Nori (61), una mujer con bastantes parecidos con Marita: es muy vital, con sentido de humor, le gusta bailar, divertirse. Marita ha sido un ser excepcional y su muerte me afectó brutalmente. Y Nori es una mujer con cualidades vitales que me caen bien. A mí me gustan las mujeres pícaras, alegres, divertidas, que pueden ser buenas interlocutoras y que aceptan chistes.

Noticias: ¿Qué defectos soporta Norita del hombre con el que se casó hace siete años?

Aguinis: (ríe) Estar encerrado escribiendo y no atenderla. No discuto con ella por cosas pequeñas, soy muy condescendiente con las cosas cotidianas.

Noticias: ¿El amor lo inspira para sus obras?

Aguinis: El amor es un motor fundamental en la vida de cualquier persona, y el amor erótico tiene una deuda enorme con la literatura. El amor en el ser humano está lleno de infinitos matices, infinitos conflictos, situaciones que le dan una riqueza extraordinaria. Y la literatura ha sabido verlos.

Noticias: ¿Con qué rasgo típicamente argentino se identifica?

Aguinis: Ehhhh... He criticado tanto los defectos argentinos, que creo haberlos corregido.

--------------------------

Entrevista publicada por Revista Noticias de Argentina.
 Otros artículos que te pueden interesar
¿Hasta dónde alcanzan los misiles de Corea del Norte?
¿Por qué atacar la isla de Guam?
Los empresarios españoles no temen al Brexit pero desconfían de la negociación
La nueva política francesa ya está en marcha
Del "Obamacare" al "Trumpcare"
AHORA EN PORTADA | Ver  
Irán amplió el presupuesto de su programa misilístico y se profundiza la crisis con los EEUU
Televisores UHD 4K, la tecnología emergente más rentable en EE. UU. en 2017
Las mejores universidades de España, según el ´Ranking de Shanghai´
Marvel – The Defenders
Amenaza a la libertad de prensa
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Irán amplió el presupuesto de su programa misilístico y se profundiza la crisis con los EEUU
Argentina: Un fanatismo que no construye
Se duplicaron las denuncias por sospechas de actividades terroristas en el Reino Unido
¿Deja EEUU su espacio como policía del planeta?
El presidente turco Recep Erdogan radicaliza su discurso islamista

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS