Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
25 MARZO 2017 | ACTUALIZADO 12:35
EUROPA   |   ÁFRICA   |   AMÉRICA   |   ORIENTE PRÓXIMO   |   ASIA / PACÍFICO
POLÍTICA   |    ECONOMÍA   |    SOCIEDAD   |    CULTURA   |    PENSAMIENTO   |    AUTORES
Hugh Fitzgerald
La racionalidad de la "islamofobia"
Actualizado 9 noviembre 2006  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter  Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   0
Hugh Fitzgerald   
Del anuncio de este concurso de la "Comisión Islámica de Derechos Humanos":

¿Qué es islamofobia? Una forma de prejuicio emergente y contemporánea, la islamofobia puede describirse como estereotipos, tendencias o actos de hostilidad contra particulares musulmanes o fieles del Islam en general. Además de los actos individuales de intolerancia y fichado racial, la islamofobia conduce a ver a los musulmanes como una amenaza mayor para la seguridad a nivel institucional, sistemático y social, y percibir sus opiniones como intrínsecamente problemáticas, violentas y faltas de ética.

Y los premios:

Premios a la islamofobia: los premios a la islamofobia son una celebración anual para reconocer - a través de la comedia, la sátira y la ridiculización - a los peores islamófobos de cada año. Centrados en torno a una cena de gala, los propios ´premios´ pretenden tanto entretener como incrementar la conciencia de un prejuicio serio y emergente. Los verdaderos premios se entregan a aquellos que han luchado contra la islamofobia -- a menudo frente a enormes obstáculos.

Observe la última oración de la definición de "islamofobia":

... la islamofobia conduce a ver a los musulmanes como una amenaza mayor para la seguridad a nivel institucional, sistemático y social y percibir sus opiniones como intrínsecamente problemáticas, violentas y faltas de ética.

¿Una amenaza para la seguridad "mayor" que cuál? ¿Mayor que la planteada por parte de otros no musulmanes contra los no musulmanes de sociedades no musulmanas? Ciertamente no necesitamos saber mucho de algo para saber si es cierto o no. Tras familiarizarse con el Corán, el Hadith, y la biografía de Mahoma, ¿percibe usted que aquellos que afirman creer que el Corán es la palabra inmutable y directa de Alá, aquellos que asumen que Mahoma es el Ser Humano Perfecto, uswa hasana, al-insan al-kamil, sostienen opiniones que pueden ser descritas por su parte como "intrínsecamente problemáticas, violentas y faltas de ética"?

Por supuesto. Cualquier persona que realmente lea los textos, sin ponerse al día siquiera en las noticias de la jihad en todo el mundo, si no está loca, suscribirá la opinión de que se supone que aquéllos que se denominan musulmanes sostienen opiniones (a menos que den señales al mundo exterior de que no son verdaderos fieles sino "musulmanes culturales" -- es decir, musulmanes a efectos identificativos exclusivamente) clasificadas como "intrínsecamente problemáticas, violentas y faltas de ética".

¿Y exactamente qué es esa "islamofobia" que debe ser desalentada? Es un desagrado, miedo, odio incluso, a un sistema de creencias que divide sin miramientos el mundo entre Fieles e Infieles, dar al-Islam y dar al-harb, y exige que los Fieles deban su única lealtad a la umma al-islamiyya, y tienen que trabajar, para convertir, matar o subyugar de manera permanente a todos los infieles, reduciéndolos a un estado de humillación y degradación. ¿Se supone que eso es algo de lo que los infieles tienen que continuar siendo desconocedores? O, en caso de que logren ser conscientes a pesar de los mejores esfuerzos de gobiernos y medios occidentales y de los centros académicos tomados por los que bailan al son de sus donantes árabes, y en muchos casos trufados de musulmanes y no musulmanes ansiosos por dar acomodo a todos los deseos de sus colegas musulmanes, ¿deben seguir sin reaccionar de alguna manera?

Aquello que llamamos "islamofobia", ¿no es una respuesta completamente racional a la situación? ¿No es el miedo y el desagrado al Islam como sistema de creencias? Teniendo en cuenta en qué consiste ese sistema, y teniendo en cuenta el historial ininterrumpido de 1350 años de agresiones, censura y asesinato de no musulmanes y su civilización, ¿no es racional tal respuesta? Las poblaciones no musulmanas naturales de Oriente Medio, del norte de África, de la Persia sassaniana (léase zoroastros), del Bizancio cristiano, de las zonas antes ortodoxas de los Balcanes, de gran parte de la India hindú (y budista), ¿no han sido erradicadas, en Egipto con los coptos, en el Líbano con los maronitas retirados a las montañas del norte? En pocas palabras, en todas partes a donde fue el Islam, logró erradicar a todos los pueblos pre islámicos y no musulmanes. Los judíos volvieron a Israel para volver a poblar su antigua patria, obligados a menudo a comprar tierra a un precio exorbitante a señores feudales árabes y después de 1948, quedando casi el 90% de la tierra que había pasado a las autoridades del Mandato de su propietario anterior, el Estado Otomano.

Teniendo en cuenta lo que se sabe de esta historia, teniendo en cuenta la carestía mental y cultural que el Islam lleva a todas partes, ¿por qué no deben ser conscientes los infieles de esos preceptos y de esa historia, y no reaccionar con opiniones que otros pueden llamar "islamofobia", pero que se basan en una opinión racional y claramente documentada de la realidad?

La palabra "islamofobia" es una palabra para instigar miedo, al igual que "racismo". No debía asustar, distraer o engañar a nadie que no quiera ser censurado por miedo o engaño.

Hugh Fitzgerald es analista de geopolítica y experto en manipulación política a través del lenguaje.
 Otros artículos que te pueden interesar
Un 58% de los estadounidenses desaprueba la gestión de Trump
Factores como la derogación del Obamacare o sus relaciones con Rusia, claves en su imagen pública.
Turcos en Alemania
En Alemania viven casi un millón y medio de electores turcos, un tercio de ellos con doble nacionalidad, que en las elecciones votan mayoritariamente al partido de Erdoğan
La táctica de Donald Trump: la capacidad de resistencia y el curso de los acontecimientos
El principal punto débil de este genio de la táctica es que esté demasiado seguro de sí mismo y sea incapaz de percibir todas y cada una de las consecuencias del curso de los acontecimientos.
Chile: Razones de un fracaso
El balance de los chilenos sobre estos tres años de gobierno de la Nueva Mayoría quedó expresado en la última encuesta del CEP.
La sustitución de Kabila amenaza la frágil estabilidad en la RD del Congo
El pasado 19 de diciembre concluyó el segundo y último mandato del presidente congoleño Joseph Kabila.
AHORA EN PORTADA | Ver  
Europa, la historia de un gran éxito

Este sábado se celebra el 60.º aniversario del tratado de Roma.
El uso del comercio electrónico se generaliza en España

La media de gasto en cuatro años será de 807,74 euros anuales.
Los cultivos de coca y marihuana se expanden en Colombia

A las áreas de cultivo de coca, hoy en expansión en el país sudamericano, se suman las de la marihuana, aunque estas con la bendición de Bogotá.
Las diez páginas web más visitadas del mundo (y Google no es la primera)

Las dos primeras páginas suman casi la mitad de la población mundial.
La paradoja del poder alemán, un estudio sobre la ambigüedad germana

La obra de Hans Kundnani es fundamentalmente un estudio de la política exterior y de la identidad nacional alemana desde finales del siglo XIX hasta ahora.
LA PORTADA DE NUESTROS LECTORES | Ver
Día internacional de la mujer: marchas controvertidas
El vínculo Trump-Putin
¿Estamos en presencia de un gobierno populista?
Europa, la historia de un gran éxito
Nicolás Maduro agrede constantemente a Mauricio Macri

© El Diario Exterior - Calle del General Arrando 14, Bajo Derecha, 28010, Madrid - Tel.:(34) 91 532 28 28
Aviso legal  /   Quiénes somos  /   Contactar  /    RSS